International Sivananda Yoga Vedanta Centres
Our Locations Worldwide

Serve Love Give Purify Meditate Realize

La Postura del Arco

Definición: Equilíbrate sobre tu abdomen, en forma de arco.

El Arco trabaja todas las áreas de tu espalda simultáneamente.
En esta asana, tu cabeza, tu pecho y tus piernas se elevan, mientras que tu cuerpo descansa sobre el abdomen. El nombre de esta postura obedece a que cuando la haces, tu cuerpo se dobla hacia atrás en forma de arco y tus brazos están estirados y tensados como la cuerda del arco. Tal vez, inicialmente desees intentar hacer los tres primeros pasos y pasar al Balanceo del Arco una vez que tengas más confianza y mayor elasticidad.

Postura de relajación boca abajo

Antes y después de las asanas debes relajarte durante el tiempo que sea necesario. La postura que se adopta para relajarse en las posturas con espalda arqueada es una variante de la Postura del Muerto, en la que te acuestas boca abajo. Como todas las variantes de la Postura del Muerto, esta postura te prepara mental y físicamente para hacer una asana.
Cabeza sobre las manos: Tus manos forman una almohadilla sobre la cual pueda descansar la cabeza a medida que te relajas en esta postura. Pies: Coloca tus pies con los dedos gordos juntos, permite que tus talones y tus tobillos caigan suavemente hacia ambos lados.

Paso 1 - Sosteniéndose

Para comenzar, acuéstate boca abajo con tu frente apoyada en el piso. Ahora dobla tus rodillas y tómate de tus tobillos. Asegúrate de sostenerte de los tobillos y no tomarte de los empeines o de los dedos del pie. Mantén los pies relajados.

Paso 2 - Elevación

Inhala elevando tu cabeza, tu pecho y tus piernas. Estira tus piernas. Mantente durante 10 segundos, con la meta de aumentarla a 30 segundos. Respira mientras mantienes la postura. Exhala y baja el cuerpo. Repetir 3 veces.

Balanceo del Arco

Para este ejercicio haz la postura del Arco, y elévate lo más posible. Mantén tu cabeza hacia atrás y balancéate suavemente, utilizando tu respiración para propulsar tu cuerpo. Exhala a medida que te balanceas hacia delante e inhala cuando te balanceas hacia atrás. No olvides de relajarte boca abajo cuando hayas terminado esta postura.
Agarre: Cuando te balanceas, sostén firmemente tus tobillos.

 

Om Namo Narayanaya

 

12 Posturas Básicas

1. Postura sobre la
cabeza
, Sirshasana

2. Postura sobre los hombros, Sarvangasana

3. Postura del Arado, Halasana

4. Postura del Pez, Matsyasana

5. La Pinza, Paschimothanasana

6. La Cobra, Bhujangasana

7. El Saltamontes, Shalabhasana

8. El Arco, Dhanurasana

9. La torsión espinal, Ardha Matsyendrasana

10. El Cuervo Kakasana o Pavo real Mayurasana

11. La Pinza vertical, Pada Hasthasana

12. El Triángulo, Trikonasana