Centro de Yoga Sivananda Vedanta Madrid
Swami Sivananda Swami Vishnudevananda
Cómo empezar
Horario general
Información práctica
Meditación
Otros cursos y talleres
Día de puertas abiertas
Yoga para niños, embarazadas y suave
Talleres fin de semana
Festival de Yoga
Invitados especiales
Retiros y
Vacaciones de Yoga
Formación de profesores
Yoga, nutrición y Ayurveda
Festival de Yoga
Nuestros Maestros
Swami Durgananda
Articulos y conferencias
Eventos realizados
Links recomendados
Sivananda Yoga "Om" Page


Yoga y espiritualidad

Visita de Marilyn Rossner al Centro internacional de Yoga Sivananda Vedanta de Madrid

 

Una cuestión de fe. El centro de Yoga Sivananda de Madrid abrió sus puertas el pasado 30 de septiembre al desconocido y enigmático mundo de los espíritus. La maestra espiritual y vidente Marilyn Rossner compartió con cientos de estudiantes sus vivencias con el fundador del yoga en occidente Swami Vishnu-Devananda al que conoció en 1961 y exhibió su sorprendente don: la comunicación con el más allá. Una asombrosa capacidad que descubrió a la temprana edad de cuatro años cuando se le apareció Jesús y vio el rostro del hombre que más ha influido en su vida: Swami Sivananda, al que luego reconoció cuando entró por primera vez en el Centro de Yoga Sivananda de Montreal.


Marilyn Rossner es una mujer menuda, de edad indefinida, que oculta su mirada bajo unas gafas de sol y luce una larga melena. Sin embargo, su presencia no pasa desapercibida. Su poder radica en la convicción de su pensamiento, en la fuerza con que lo transmite y en la alegría con que lo comparte.
Tras una breve meditación y el cántico de mantras, la maestra espiritual recitó sus recetas para lograr el único objetivo y destino de las almas mortales: la felicidad. Marilyn Rossner comenzó su intervención recordando su relación con Swami Vishnudevananda, uno de los discípulos principales de Swami Sivananda. Un hombre sencillo que logró implantar el yoga en occidente sin hablar inglés y sin dinero. Sin embargo, la fe que puso en su trabajo le convirtió en uno de los más honorables servidores de la paz. “Tantos quieren morir por la guerra que no importa que alguien quiera morir por la paz”, dijo .
También habló del poder de la oración y pidió a los asistentes, ansiosos ante la sorpresa final, que se encarguen de sus vidas. “Debemos estar en el mundo, pero no dentro del mundo”, señaló. Y les aconsejó la repetición del mantra Om namo narayanana para cambiar la vibración de sus vidas.


Marilyn Rossner comparte su conocimiento del yoga desde hace más de 40 años. Ayuda a niños con problemas en el colegio Vanier de Montreal (Canadá) y junto a su marido, el sacerdote anglicano, John Rossner, fundó en 1975 el instituto de ciencias humanas integrales y la sociedad de ciencias espirituales. Este instituto promueve y aconseja a personas de todas las religiones en el intercambio entre diversos sacerdocios y en el entendimiento de las experiencias psíquicas y espirituales.


Y precisamente el plato fuerte de su conferencia fue su paseo entre los alumnos a los que reveló mensajes de sus familiares fallecidos y desveló algunos aspectos de su futuro. Durante los minutos que duró esta experiencia, los asistentes permanecieron en un expectante silencio y respetuosamente escucharon los mensajes dirigidos a los elegidos en esta noche mágica. Marilyn Rossner ayudó a resolver a estas personas sus conflictos personales y les tranquilizó sobre el destino de los que les faltan. También inundó sus corazones de esperanza al vaticinarles que sus vidas habían iniciado un cambio de destino que les conduciría irremediablemente a la felicidad.


La maestra espiritual también reveló que 2009, 2010 y 2011 serán años en los que saldrán a la superficie todo lo que ha permanecido escondido. Y negó que 2012 termine este mundo, como vaticinan los agoreros. Más bien al contrario, dijo. Los espíritus le han confiado que durante este trienio habrá mucha demagogia y muchas gripes porcinas. Simple propaganda, según su opinión. Por ello, instó a los alumnos a comprometerse consigo mismos. “Cambia el mundo y a ti mismo, en este mismo acto” les exhortó citando a Swamiji”,. “Solo existe el aquí y el ahora”, expuso la maestra espiritual y añadió: “Nosotros tenemos todos una meta. Ofrezcamos cada segundo de la vida. No pierdas el tiempo en chismorreos”. Poco a poco, los alumnos fueron abandonando la sala con el presentimiento de que sus vidas habían cambiado. La fe y la práctica les ayudarán a alcanzar la meta al igual que ocurre con el Yoga.

Yoga Sivananda Madrid • C/ Eraso 4Tel: 91 361 51 50 • e-mail: madrid@sivananda.net • Fax: 91 361 51 94